sábado, 1 de febrero de 2014

"Sin tregua" (Microrrelato)


                                                       Sin Tregua


Con decisión se dirige hacia el puerto. Es fiel amante de tormentas y, desoyendo avisos, le gusta acercarse y retar al mar que poderoso ruge ante él en una disputa de límites.
El mar, regentado por un dios, reclama su espacio y cobra cada año su tributo por los desmanes humanos. Hace valer su fuerza con bramidos profundos que arremolinan el agua y la encabritan. El viento es un aliado. Consiguen juntos rizar esa enorme masa de océano y fragmentarla en olas que, al tiempo que se enroscan, son lanzadas en veloz carrera contra la costa a la que llegan vomitando espuma. Todo lo arrasan, pero nadie gana la batalla. La vida dentro del mar perece. Fuera reina la agonía.


                                                                                                                        Mar Lana