sábado, 26 de abril de 2014

S.O.S. (microrrelato)






                                                           S.O.S.

                     Las palabras convocaron a las letras a una reunión de urgencia para notificarles las nuevas medidas de ajuste. Era necesario ahorrar tiempo y espacio. Fueron presentando sus argumentos una tras otra. El monosílabo QUE alegó que no podía mantener a la U y la E por más tiempo y las despidió sin indemnización. Las demás palabras arrinconaron a los acentos y marginaron las vocales. Al final de la reunión, irrumpieron los signos matemáticos con voces destempladas y en su glotonería financiera, se merendaron algunos vocablos haciendo valer su fuerza. Las letras, enfurecidas, se declararon en huelga. Sólo los puntos y las rayas se mantuvieron al margen. Era el comienzo de la Era del Morse.


                                                                                          Mar Lana